Los servicios de computación en la nube son infraestructuras, plataformas o sistemas de software que se encargan de alojar y distribuir los servicios informáticos, como servidores, recursos de almacenamiento, bases de datos, redes, software y análisis. Todo ello, se pone al alcance de los usuarios mediante conexión a Internet.

El propósito de los servicios de computación en la nube es facilitar el flujo de datos de los cibernautas a través de Internet; desde los clientes frontend (tablets, servidores, computadoras de escritorio o portátiles) hasta los sistemas de los proveedores, o al revés. 

Las empresas que ofrecen estos servicios informáticos se denominan proveedores de servicios en la nube y, en general, cobran una tarifa por los servicios de computación en la nube en función del uso. Algo similar a las facturas domésticas de agua o electricidad.

Ahora, ¿qué servicios ofrece la computación en la nube? Toda la información sobre este tema la desgranaremos en este artículo, de la mano de nuestros especialistas en la materia.

Te contamos los servicios que ofrece la computación en la nube

Es un hecho, los servicios de computación en la nube engloban una multitud de aplicaciones y herramientas que pueden ser explotadas por los usuarios, sin necesidad de instalar nada físicamente. Para aprovechar estas infraestructuras basta con tener un dispositivo (desde un Smartphone hasta un portátil) y acceso a Internet.

Quienes están conectados a la nube, a través de Internet, incluso, pueden gestionar de forma remota los recursos ofrecidos por el proveedor. Podemos decir, además, que hasta los usuarios privados entran en contacto todos los días con una de las modalidades más “antiguas” de la nube, nos referimos al correo electrónico. Un servicio accesible desde cualquier dispositivo conectado a la red y que se puede utilizar sin necesidad de realizar instalaciones.

He aquí algunas claves para comprender qué servicios ofrece la computación en la nube:

  • En la actualidad, todos usamos servicios en la nube para escuchar música o ver películas en Internet (el llamado streaming), de hecho, para almacenar imágenes u otro tipo de archivos sin tener que guardarlos necesariamente en nuestro dispositivo.
  • La mayoría de estos servicios en la nube destinados a los consumidores son gratuitos, por lo que es evidente que el creciente volumen de negocio de la nube está ligado principalmente al sector empresarial.
  • El mundo corporativo utiliza cada vez más el potencial de los servicios de cloud computing para aumentar su productividad.
  • Hay muchas cosas que podemos realizar gracias a la nube. Crear, por ejemplo, nuevos servicios y aplicaciones, archivar nuestros datos, hacer copias de seguridad y restaurarlos, alojar sitios web y blogs, proporcionar software a pedido, analizar datos para derivar modelos, hacer estimaciones, etc.
computación en la nube

Beneficios de los servicios Cloud

Ciertamente, los servicios de computación en la nube podrían utilizarse en los equipos. Es decir, con un software instalado localmente en el propio hardware. Podemos afirmar, incluso, que hasta hace unos 12 años atrás este era el único camino posible para el mundo de la Tecnología de la Información (TI).

Entonces, ¿por qué elegimos cada vez más los servicios cloud? Porque ofrecen toda una serie de ventajas económicas y productivas. La más fácil de percibir para una empresa es la capacidad de aprovechar rápidamente los recursos tecnológicos flexibles y de bajo coste.

Generalmente, con los servicios de computación en la nube, no es necesario realizar grandes inversiones en infraestructura de hardware ni dedicar mucho tiempo a tareas exigentes de administración de hardware. En su lugar, los recursos informáticos se pueden aprovisionar en función de necesidades específicas, por ejemplo, para desarrollar una nueva idea, también porque el pago está vinculado al uso real.

Ejemplo de éxito

Uno de los casos de éxito de la nube en los negocios es el caso de Pokémon GO, un famoso juego desarrollado por Niantic que se apoyaba en una arquitectura en la nube, el cual respondía plenamente a la necesidad de flexibilidad.

En los primeros meses, este juego fue utilizado por millones de personas, número que luego disminuyó drásticamente con el paso del tiempo. Si Niantic tuviera que comprar recursos de hardware dedicados para cubrir la demanda inicial, probablemente ya estaría en bancarrota.

Con la nube, sin embargo, fue suficiente para ir dejando poco a poco de ocupar espacio a medida que disminuían los usuarios. Los servicios cloud se basan en el modelo de pago por uso, de manera que los usuarios pagan solo en función del uso real, con contratos que, en general, se pueden definir mensualmente.

Reducción de gastos

Entonces, para decirlo más claramente, los servicios de computación en la nube reducen los gastos de capital asociados con la compra de hardware y software. Incluyendo esfuerzos en configuración y administración de centros de datos locales, que requieren bastidores de servidores, electricidad las 24 horas para energía y refrigeración, y expertos para administrar la infraestructura.

La velocidad de la nube al servicio de los negocios

La velocidad es un aspecto reseñable, ya que instalar físicamente los recursos de hardware y software en una empresa lleva meses. Tiempos que, hoy día, no son compatibles con las demandas de los negocios modernos, mientras que gracias a los servicios cloud, es posible obtener grandes cantidades de recursos informáticos de nuestro proveedor en pocos minutos, mediante unos pocos clics.

Sin mencionar que los servicios de computación en la nube más grandes se ejecutan en una red mundial de centros de datos seguros, actualizada regularmente para garantizar rapidez y eficiencia.

Por último y no menos importante, confiar en un servicio en la nube ofrecido por un tercero, permite a una empresa ahorrar tiempo y valiosos recursos dedicados a las actividades de TI. En resumen, la computación en la nube ofrece la oportunidad de centrarse en los clientes, en lugar de enfocarse en administrar dispositivos de hardware y servidores operativos.

Conclusiones

Los servicios de cloud computing, al fin y al cabo, permiten a los usuarios y a las empresas almacenar datos e información relevante, a través del uso de Internet y sin necesidad de descargar softwares adicionales. Ello, se traduce en la reducción de gastos relacionados con la compra de hardware y software, incluso, permite ahorrar tiempo.

En definitiva, saber qué servicios ofrece la computación en la nube supone una posibilidad de sacarle provecho a estas infraestructuras, en aras de hacer que el funcionamiento de vuestro negocio se optimice en términos de TI.

× ¡Escríbenos por Whats App aquí!