España lidera el mundo de la informática en el mundo hispano desde la expansión de sistemas informáticos domésticos en los años 90’s y hasta la fecha, la integración de tecnología digital en el país sigue siendo una firme apuesta para el crecimiento de la economía.

España destaca en el contexto europeo por su elevado nivel de conectividad e integración de servicios públicos digitales convirtiendo al sector de las tecnologías de la información y comunicaciones en uno de los sectores con mayor crecimiento que tras la pandemia ha comprobado ser indispensable como elemento de cohesión social de modo sostenible.

El sector TIC facturó en 2019, 120.000 millones de euros, que equivalen al 3,8% del PIB español, un entramado de más de 35.000 empresas nacionales y extranjeras que dan empleo directo a más de 500.000 trabajadores.

En España, el sector empresarial TIC es un sector maduro, reconocido a nivel mundial con proyectos liderados por empresas como Telefónica, Amadeus, Indra o Everis, por nombrar las más destacadas.

Las exportaciones son crecientes sobre todo la exportación de servicios que alcanzaron los 17,563 millones de euros en 2019.

España está conectada, tiene la red más extensa de fibra de la UE. Un 85% del territorio está cubierto por conexiones a Internet igual o superior a 100 Mbps. Más de 54.8 millones de líneas móviles que nutren 145.000 estaciones de telecomunicaciones móviles.

España es la puerta entre el mundo hispanolatinoamericano y Europa, una puerta que conecta al mundo con el mercado comunitario que facilita el contacto con sus socios europeos.

España es activa, se instrumenta con estrategias de inversión (como el Plan España Digital 2025 actualmente) para el desarrollo del 5G, la ciberseguridad, el Big Data y desarrollo y aplicación de la Inteligencia Artificial.

España está respaldada para apoyar al sector TIC, recibirá una mayor asignación de fondos NextGenerationEU (140.000 millones de euros 2021-2026) donde el 20% están previstos para la transición digital, un objetivo prioritario para la recuperación económica.

 En España hay una oportunidades de inversión en Centros de Servicios compartidos, Internet de las Cosas (IoT), Impresión 3D, desarrollo de Smart Cities, Tecnología financiera (Fintech), Ciberseguridad, Inteligencia Artificial y Big Data, Tecnología 5G, como los mejores perfiles.

En definitiva España es un campo fértil y bien preparado para seguir invirtiendo, su potencial es claro y es respaldado por su condición geográfica, geopolítica y cultural. Administrativamente han hecho facilitado recientemente los trámites y requerimientos para crear una empresa, procura avanzar, aunque no tan rápido como siempre es deseado, la tendencia  a la mejora de condiciones a nuevas empresas y PYMES,  la oferta de subsidios  y la simplificación de procesos por medios digitales es constante y progresivamente seguirá rindiendo sus frutos.

 

 

× ¡Escríbenos por Whats App aquí!