+34 900 968 009 [email protected]

Es muy común que las empresas asocien la administración de la nube con procesos operativos como monitorear el rendimiento, mantener la seguridad y garantizar el cumplimiento. Todos estos elementos, ciertamente, son primordiales para administrar un negocio exitoso, sin embargo, representan solo una parte de lo que implica la administración de la nube.

Un factor clave que, generalmente, no consideran algunas empresas es mejorar la experiencia de los usuarios/as, proporcionando herramientas intuitivas y procesos de soporte integrados para eliminar algunas de las molestias de la infraestructura de TI de un negocio. Ahora, dado a la afluencia de nuevas tecnologías que utilizan IA, posiblemente se pueden llenar estas brechas en la funcionalidad.

Y es que el uso de la inteligencia artificial para ayudar en la automatización de la infraestructura de TI de rutina, mejora la eficiencia. La combinación de computación en la nube con la IA, ofrece una red masiva capaz de almacenar enormes datos mientras aprende y mejora con el tiempo.

A continuación explicaremos cómo puede la IA mejorar el Cloud Computing.

¿Qué es el Cloud Computing con inteligencia artificial?

El Cloud Computing con inteligencia artificial se refiere a los sistemas de computación en la nube que, utilizan algoritmos de IA, para automatizar diversas acciones y operaciones. Ello, puede incluir aplicaciones, servicios y procesamiento de datos.

El objetivo final es brindar a los/as usuarios/as nuevas formas de administrar, monitorear y optimizar sus entornos de computación en la nube. La capacidad de la nube de IA para abordar problemas es la ventaja más notable. De esta manera, la inteligencia artificial se vuelve más accesible para una gama más amplia de personas.

Debido a que la transformación habilitada por IA reduce los gastos de adopción y simplifica la colaboración y la generación de nuevas ideas, las empresas se benefician de la transformación habilitada por la inteligencia antitífica.

Aportes de la IA en la computación en la nube

La IA ya se está utilizando para ayudar a mejorar la seguridad, los procedimientos de copia de seguridad y las aplicaciones de software. Además, hay muchas formas en que se ha aplicado a la gestión de la nube para optimizar las prácticas de gestión de la nube de una organización. Veamos cómo puede la IA mejorar el Cloud Computing

inteligencia artificial

Optimiza la seguridad de datos

A medida que más y más empresas se trasladan a soluciones basadas en la nube, una de sus mayores preocupaciones es la seguridad de los datos. Con la capacidad de la inteligencia artificial para analizar grandes cantidades de datos de forma rápida y precisa, se puede utilizar para ayudar a detectar posibles amenazas y vulnerabilidades dentro de nuestra red.

La IA también es capaz de identificar actividades anómalas que pueden indicar un intento de violación o acceso no autorizado. En general, la inteligencia artificial ayuda a obtener una mejor comprensión de los datos, al brindarnos la capacidad de ver cómo se utilizan nuestros datos y qué áreas pueden ser vulnerables a posibles infracciones.

Gestión de datos

Muchas organizaciones tienen una gran cantidad de datos almacenados en sus centros de datos, pero no todos se utilizan con fines comerciales. El uso de un sistema basado en inteligencia artificial para analizar los datos y determinar qué es relevante y qué no, nos permite reducir los costes de almacenamiento y al mismo tiempo garantizar que todo lo que necesitamos sea fácilmente accesible.

Además de analizar y optimizar nuestra infraestructura, los sistemas de IA tienen la capacidad de estudiar y mejorar automáticamente nuestros datos. Como resultado, no tendremos que preocuparnos por recopilar o analizar información manualmente.

IA como servicio

Muchas organizaciones luchan por implementar la tecnología de IA en su infraestructura porque no tienen acceso a desarrolladores expertos o científicos de datos. Pero con una solución de inteligencia artificial como servicio (AIaaS), pueden pagar el acceso a estos servicios y solo cuando los necesiten.

En lugar de contratar y capacitar a personas para analizar datos o administrar la infraestructura, simplemente pueden subcontratar estas tareas a un sistema automatizado. Ello les ahorrará tiempo y dinero mientras se aseguran de que todo se haga correctamente.

Ahorro de costes

Cuanto más podamos automatizar, optimizar y mejorar nuestra infraestructura, incluyendo bases de datos y aplicaciones, menos dinero gastaremos en operarlas. Supongamos, por ejemplo, que podemos reducir los costes de almacenamiento mediante el uso de un sistema automatizado para analizar datos, en lugar de almacenar todo indefinidamente en caso de que pueda ser útil más adelante. Ahorraríamos mucho dinero con el tiempo.

Al optimizar nuestro entorno de administración de la nube con tecnología de inteligencia artificial, podemos asegurarnos de que siempre funcione de la mejor manera, a la vez que se reducen los gastos generales, como el mantenimiento y la mano de obra humana.

  – Aprovisionamiento y Desaprovisionamiento Automatizados

En las configuraciones de TI empresariales tradicionales, el aprovisionamiento y desaprovisionamiento de los recursos de TI los realizamos manualmente las personas. Sin embargo, es un proceso extremadamente lento y propenso a errores porque no existen protocolos estándar. Además, estos procesos manuales se vuelven difíciles de seguir durante las horas pico.

Actualmente, la mayoría de las organizaciones implementan herramientas automáticas de aprovisionamiento y desaprovisionamiento que automatizan estos procesos utilizando API y algoritmos de aprendizaje automático.

Monitoreo y alertas de desempeño

El monitoreo del rendimiento implica monitorear las métricas de rendimiento de una aplicación a lo largo del tiempo, mientras que la alerta implica el envío de notificaciones cuando ocurre un problema. Ambos son necesarios para mantener niveles de servicio de alta calidad en un entorno de nube. El aprendizaje automático y la IA se pueden usar para monitorear y alertar a TI sobre cambios anormales en el comportamiento del sistema.

inteligencia artificial

Conclusiones

El hecho es que las empresas pueden volverse más eficientes y estratégicas, utilizando el Cloud Computing con inteligencia artificial. Para aumentar la productividad, la IA es capaz de realizar tareas complejas y repetitivas y analizar datos sin intervención humana.

Y es que un sistema de IA, puede analizar conjuntos de datos de cualquier tamaño en busca de patrones y tendencias. Además, tiene la capacidad de proporcionar información y sugerencias que conducen a mejores resultados.

En definitiva, las empresas pueden responder mejorar la operatividad y el servicio que ofrecen a los/as usuarios/as,  gracias a esta tecnología.

×